¿Cómo estimular la lectura infantil en niños bilingües y plurilingües?

El hábito de la lectura estimula la creatividad, la imaginación, la capacidad verbal y de concentración. Además nos permite acceder a mundos lejanos y culturas fascinantes. Por esto, los libros deberían estar presentes en nuestro día a día y si somos parte de una familia multicultural o multilingüe, deberían estar presentes en todos los idiomas utilizados en casa.

 Los libros enriquecen nuestro vocabulario y nuestra cultura general al tiempo que nos llevan a las más extraordinarias aventuras contenidas en interesantes historias y relatos, por eso son un elemento vital en cualquier sala de estar y habitación infantil, ya que, si inculcamos la lectura a nuestros hijos desde pequeños, crecerán con este maravilloso hábito que enriquecerá su vida en muchos aspectos.

 Para los niños multilingües los libros representan un apoyo para crear lazos con la cultura del país donde se habla la lengua minoritaria, así por medio de los libros, podrán conocer elementos o símbolos representativos de esa cultura y desarrollar por lo tanto un lazo emocional más fuerte con ese idioma, lo que se verá reflejado en la motivación a la hora de aprender o practicar este idioma adicional.

 Cuando los niños están familiarizados con elementos propios de un país, por ejemplo una comida, un baile o una fiesta típicos de una región, entonces, cuando viajen a ese país, su sentimiento de pertenencia será mucho más grande aún, ya que su integración no sólo dependerá del dominio del idioma, sino del conocimiento de elementos culturales propios de ese entorno social.

Tomando en cuenta esto, sugerimos adquirir cuentos infantiles que contengan este tipo de elementos, este tipo de “vocabulario” que es típico de la cultura de un país o idioma determinado. Es decir, en vez de comprar la décima versión de “Blanca Nieves”, es mejor buscar títulos originales de ese país determinado y con elementos propios de esa cultura. Al adquirir libros de autores “locales” de esa región, se podrá esperar la oportunidad de “ver” el mundo con los ojos de la gente originaria de allí, en este caso el autor o autora. Además las expresiones utilizadas serán según el tema del libro, propias de ese país o cultura.

 El libro es una gran ventana a la formación en todos los sentidos, la lectura es un hábito que se debe fomentar de ser posible todos los días. Si tu hablas con tu hijo un idioma minoritario, el leer sobre diferentes temas, le ayudará a ampliar su vocabulario, pues como madre el idioma que utilizamos a veces con nuestros hijos es muy repetitivo, como por ejemplo: “¿Ya hiciste la tarea?, lávate los dientes, péinate, ven a comer o la comida ya esta lista etc.” Y así el fomento lingüístico a veces se vuelve monótono pues la rutina a veces nos supera y no deja tiempo para nada. Por eso lo mejor es crear horarios y espacios fijos que se vuelvan también parte de la rutina, date la oportunidad de llevar a tu hijo todos los días a este rincón tan exquisito que es la aventura del saber, del conocer y descubrir en todos sus idiomas.

Un lector no nace sino que se hace. El interés por la lectura se debe inculcar desde muy pequeños, hay incluso quienes empiezan antes de que el bebé haya nacido. Yo en lo personal, no tengo un punto favorito para empezar, creo que eso es algo muy individual para elegir, pero de lo que si estoy convencida es que cuanto antes, mejor. Si no has empezado, nunca es tarde para hacerlo. Tal vez al principio sea difícil encontrar el momento adecuado para leer, el lugar, etc. pero con persistencia y dedicación, que se convertirá en un hábito familiar maravilloso.

 Si tus hijos son multilingües, ayúdales a encontrar información mediante la lectura desde muy temprana edad y de ser posible, el mismo vocabulario en todos los idiomas que tu pequeño esté aprendiendo. Por ejemplo si la madre habla español y los niños siempre realizan con ella las tareas del cuidado de la mascota, los chicos sabrán el vocabulario relacionado con esta actividad mejor en español que en su otro idioma. Si el padre les habla siempre en alemán y con el siempre hacen proyectos de carpintería, el vocabulario correspondiente, estará mas consolidado en alemán que en su otro idioma y como no siempre es posible cambiar las actividades que se realizan con mamá o papá, puedes elegir libros de estos u otros temas variados en todos los idiomas presentes en casa, ¡las posibilidades son infinitas!

 Abre la puerta de tu hogar a los libros y hazles un espacio no sólo en un librero sino en tu rutina diaria. ¡Vale la pena!

 ¡Nos leemos pronto! :

Inhärente Sprache ist jene Sprache, die einem Individuum ganz natürlich, je nach Situation und GesprächspartnerIn reflexartig als erste in den Sinn kommt. Sie ist Teil seines Wesens und unabhängig davon, wie und wann es sie erworben hat.

Newsletter